Nutrición Médica en déficit de DAO

La nutrición médica en el Déficit de DAO

“Que tu alimento sea tu medicina”, esa es la fórmula que se atribuye al padre de la ciencia médica, el griego Hipócrates.

Sin embargo, a día de hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre un cincuenta y un setenta por ciento de las enfermedades crónicas están relacionadas con la alimentación, teniendo su origen en una mala alimentación o empeorando con una dieta insana.

La comunidad científica que investiga los métodos de prevención constata que los intentos desarrollados hasta la actualidad para modificar el estilo de vida de la sociedad y los hábitos alimentarios han fracasado.

Este hecho concuerda con la exigencia de algunos científicos y entidades de la necesidad de que los Estados intervengan imponiendo la obligatoriedad de indicar el valor nutritivo de los alimentos mediante símbolos en forma de semáforo (rojo, amarillo, verde) en el etiquetado, o gravando con nuevos impuestos alimentos con aditivos o cantidades perjudiciales de ciertos componentes que pueden suponer un riesgo para la salud: como el azúcar, las grasas, la histamina y ciertas aminas biógenas o el alcohol.

Así pues, se considera que los tratamientos nutricionales o dietéticos siguen siendo un importante reto y están más justificados que nunca.

En el caso de las patologías causadas por el déficit de DAO, todas ellas están ocasionadas por una alteración en el metabolismo de la histamina y otras aminas biógenas, destacando la migraña y otras cefaleas vasculares, la fibromialgia, la fatiga crónica y el dolor muscular, los trastornos gastrointestinales como el síndrome de intestino irritable (SII), los trastornos dermatológicos como la piel atópica y la piel seca, y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

La histamina y otras aminas biógenas están presentes en la mayoría de alimentos en cantidades variables o son producidas en su proceso de digestión. Su absorción y posterior acumulación en sangre, órganos y tejidos ocasiona toda la variedad de patologías antes citadas, siempre que exista un déficit en la principal enzima de su metabolismo: la Diamino Oxidasa (DAO).

Por ello es clave el manejo dietético bajo un punto de vista de nutrición médica.

Nutrición médica: manejo dietético y diagnóstico del déficit de DAO y sus patologías asociadas

Los alimentos funcionales o nutracéuticos utilizados en la nutrición médica son composiciones nutricionales específicas diseñadas para dar respuesta a las necesidades de diferentes grupos según su edad y sus diferentes condiciones médicas y nutricionales. De esta forma, su uso se realiza en la intervención y manejo dietético de enfermedades contribuyendo al correcto desarrollo del régimen terapéutico, y mejorando los síntomas y las condiciones generales de los pacientes.

La nutrición médica es una parte esencial de los cuidados médicos, con importantes benefícios nutricionales, funcionales, clínicos y económicos para los pacientes y los sistemas de salud.

Dentro del soporte médico que desarrolla la nutrición médica se encuentran diferentes servicios, como el consejo dietético, el fortalecimiento alimentario y la suplementación de la dieta con suplementos orales. Para el caso del manejo dietético del déficit de DAO y sus síntomas asociados, los suplementos orales con los que se suplementa la dieta de los pacientes son alimentos para usos médicos especiales compuestos por la enzima Diamino Oxidasa (DAO). Además, estos alimentos, según la indicación médica para la que son prescritos, contienen coadyuvantes para el correcto manejo dietético de cada patología y sus síntomas de manera específica.

Entre los alimentos funcionales para el manejo dietético del déficit de DAO también se encuentran los probióticos. Hoy en día se sabe ya que la microbiota desempeña un papel  sumamente importante en muchas dolencias de carácter reumatoide, en artritis, en alergias, en la enfermedad de Crohn y en colon irritable, así como en dolencias neurológicas como la migraña, la esclerosis múltiple o el parkinson.

Además, evidencias clínicas y científicas han puesto de manifiesto el papel fundamental de la microbiota intestinal en el metabolismo de la histamina y las aminas biógenas derivadas de la dieta. Este conocimiento ha hecho factible realizar el mantenimiento de un corrrecto metabolismo de las mismas mediante probióticos que activen o incrementen la producción de DAO, o que desciendan la producción de las misma por las bacterias de la microbiota intestinal.

Una buena atención nutricional en el déficit de DAO también incluye el cribado nutricional con el que se identifican aquellos pacientes en riesgo de padecer o que presentan un déficit de DAO, para lo que se han desarrollado test diagnósticos de la actividad de Diamino Oxidasa (DAO) en los pacientes.

De esta manera, habiéndose determinado las variantes genéticas que presentan susceptibilidad de desarrollar una actividad de DAO reducida, así como los valores de actividad reducida de DAO en plasma, se han creado test genéticos y de análisis de actividad DAO en plasma con los que se diagnostica de manera objetiva esta deficiencia metabólica y se estudia la probabilidad de herencia en las familias de esta alteración y sus patologías asociadas.

De este modo, el manejo nutricional no requiere tomar medicamentos, aplicarse inyecciones o someterse a ninguna operación. No nos obliga a encontrar un tiempo extra, y tampoco a gastar un dinero extra. Lo único determinante es cómo y qué comemos, y cómo mantenemos el correcto metabolismo de los alimentos.

Accede aquí a la evidencia científica y clínica en déficit de DAO y sus patologías asociadas.